La última actualización de Windows 10 entró en vigencia, pero debemos tener esto presente:

Tras instalar la actualización de septiembre, es posible que al activar el modo reposo usando la opción de Suspender en vez de apagar el equipo, Windows 10 se niegue a hacerlo. Más concretamente se apaga la pantalla, lo cual puede hacerte creer que ha funcionado, pero en realidad el ordenador sigue encendido, como puedes comprobar por el ruido de los ventiladores.

Los expertos de la revista “Computer Hoy” recomiendan que si Windows 10 te funciona bien, no lo actualices manualmente, ya que muchos de los problemas provienen de las actualizaciones opcionales.

Y si tienes que actualizar, hazlo pasado unos días desde el lanzamiento de la actualización.

alojamiento para wordpress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
× Quiero anunciarme