Publicado el Deja un comentario

La importancia del potasio

Estas son las consecuencias para la salud de tenerlo bajo o alto

El potasio es uno de los minerales más abundantes e importantes de nuestro organismo, por eso su déficit puede ser muy dañino para la salud. El exceso de potasio puede ser tóxico y provocar graves problemas, sobre todo cardiacos, por eso debe ser tratado de inmediato. Pero también tenerlo bajo tiene sus consecuencias.

Entre sus funciones más importantes se encuentran las de ayudar a la función de los nervios, a la contracción de los músculos, a que el ritmo cardiaco se mantenga constante. Los niveles de potasio en sangre tienen que estar entre 3,5 a 5,3 mEq/L, y para mantenerlo se recomienda ingerir un mínimo de 3,5 gramos al día para adultos, cinco en el caso de las mujeres durante la lactancia. 

¿Qué pasa si tenemos déficit potasio?

El déficit de potasio, conocido como hipopotasemia o hipokalemia, puede estar causado por una dieta pobre o a trastornos alimenticios, pero no es lo habitual. Lo más normal es que este déficit se deba a diarreas o vómitos persistentes, al uso de laxantes o diuréticos, a una enfermedad renal o suprarrenal crónica que provoque que se expulse más potasio del que sería necesario, como síndrome de Cushing, o al tratamiento con algunos medicamentos, como como la insulina, el albuterol y la terbutalina.

Un déficit leve no se notará, pero si este se prolonga en el tiempo o si el déficit es muy grande, la hipopotasemia se manifestará en con los siguientes síntomas:

•Debilidad muscular y fatiga

•Calambres

•Taquicardias

•Náuseas y/o vómitos y falta de apetito

•Estreñimiento

•Trastornos neuromusculares, como hormigueos.

•Hipotensión

•Sed excesiva
 Por lo general, el tratamiento consiste en pautar suplementos de potasio, pero si es muy grave, provoca arritmias o estos suplementos no son suficientes, puede ser necesario administrarlo por vía intravenosa.

La hiperpotasemia puede llegar a ser muy peligrosa, de hecho, es la grave de las alteraciones electrolíticas, pues si está por encima de 6 mEq/l se considera grave y puede incluso provocar arritmias ventriculares fatales. Y es que, el mayor peligro del exceso de potasio en sangre son las alteraciones cardiacas, arritmias malignas con cambios en el electrocardiograma. También puede producir náuseas, vómitos, dificultad para respirar y confusión, así como debilidad muscular, parestesias y, en situaciones muy graves, parálisis incluso respiratoria.

El tratamiento de esta grave afección es más complejo que el de la hipopotasemia, sobre todo cuando se trata de casos graves, pues la atención médica deber ser inmediata. En estos casos, suelen administrarse sueros con glucosa e insulina y diuréticos para eliminar rápidamente el potasio.

El siguiente paso será localizar la causa y tratarla. En el caso de que la causa sean medicamentos, se deberá buscar una alternativa o ajustar las dosis. También se pueden administrar fármacos destinados a rebajar la absorción de potasio en el intestino y, además, se recomendará a los pacientes dietas pobres en potasio. 

Con información de: 20 minutos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *