Kimani Maruge: El escolar más viejo del mundo

Empezó a estudiar a los 84 años, en un colegio del oeste de Kenia. Con su audífono y su cachava, Kimani Maruge coincidía en los pasillos, durante las pausas entre clases, con dos de sus nietos.

Nacido en 1920 en el Valle del Rift, fue jornalero toda su vida y cuidaba de un rebaño de cabras que pastaba frente a la escuela mientras él aprendía a leer y escribir. Su popularidad se disparó en 2004, al entrar en el Libro Guinness de los Récords como el hombre que había empezado a estudiar a edad más avanzada.

En el 2005, llego a viajar hasta la sede de Naciones Unidas en Nueva York para llamar a los líderes mundiales para que presionaran sobre la educación de los pobres.

alojamiento para wordpress

La ONU le escogió como imagen de su campaña para promover la educación universal y gratuita. En los años cincuenta había combatido con la guerrilla Mau Mau para liberar Kenia de los británicos, que mataron a dos de sus hijos y le cortaron un dedo tras una maratoniana sesión de tortura. Vivió en la pobreza y gran parte de su familia murió por el hambre y las epidemias.

Su Bautizo

Cinco años después de que empezara a estudiar en la escuela primaria tras haber leído la Biblia fue bautizado, sentado en una silla de ruedas con el inicio de su grave enfermedad.

«Decidí bautizarme tras leer la Biblia», dijo Maruge. Se describió a sí mismo como siempre temeroso de Dios, pero anteriormente no ligado a ninguna religión organizada. Dijo a los medios: «Leí la Biblia y encontré el nombre de Stephen. Es un nombre para aquellos que han resistido a las adversidades, como yo».

El padre Paulino Mondo, párroco de la parroquia de Kariobangui, dijo que fue Maruge el que manifestó el deseo de ser bautizado. «La escuela ayudó a Maruge a leer y comprender la Biblia. Aprobó todos los exámenes de catecismo», aclaró Mondo.

Antes de morir Maruge citó: «Dedico mi vida a Dios, desde ahora hasta el final»

Murió en Nairobi el 14 de agosto, cuando tenía unos 90 años. Le quedaban sólo dos para terminar la primaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
× Quiero anunciarme